El neofascismo y el milagro de Sánchez y los leones

aaa daniel_leonesCuando el neofascismo amenaza, conviene levantar la nariz de los lazos amarillos por un instante e intentar comprender lo que nos está pasando. Algunos datos:

1 ) Hace 20 años, el 86,6%   de los países de la UE tenían gobiernos progresistas

2 ) Hoy,  la UE ha pasado de 15 a 28 miembros de los cuales sólo el 17,8% tienen gobiernos progresistas (España, Portugal, Grecia, Rumanía y Eslovaquia).

3 ) Hace sólo un par de meses – conviene mucho no olvidarlo – España tenía un gobierno conservador y la encuesta electoral del CIS  ,publicada en mayo pasado, colocaba al PP y a Ciudadanos como primera y segunda fuerza política en intención de voto. El PSOE y Podemos quedaban relegados, respectivamente, a la tercera y cuarta posición.

En contraste con el equilibrio de fuerzas que se había producido en las elecciones de 2016, esta encuesta del CIS dibujaba un panorama de holgada mayoría parlamentaria de la derecha con una única incógnita: saber si Ciudadanos (a menos de dos puntos del PP)  sería o no capaz de liderar un futuro gobierno.

4) El auge conservador en Europa viene acompañado del auge de un neofascismo  de diferente intensidad que ya gobierna en países como Austria, Italia. Hungría y Polonia y que tiene expresiones claramente neonazis en países como Alemania

5) La oleada conservadora no se detiene en Europa: el giro progresista que se produjo hace unos años en el centro y sur de América está en franco retroceso y  los tres estados del mundo más poderosos  – Estados Unidos, Rusia y China – están gobernados, respectivamente,  por un ultraconservador descerebrado, un gangster y una férrea dictadura.

En resúmen: políticamente, la izquierda está yendo marcha atrás y casi sin frenos

Que, en estas circunstancias, Pedro Sánchez, con 85 diputados, tuviera la audacia de aprovechar el efecto “Gürtel” para llegar a la Presidencia del Gobierno con los apoyos que todos conocemos puede considerarse un milagro.

La pregunta es si este milagro tiene posibilidades de prolongarse durante un tiempo mínimamente razonable y, lo más importante, si va a prolongarse tras las nuevas elecciones que, probablemente, se convocarán el año que viene

Si hemos de hacer caso a la encuesta del CIS publicada hace poco más de un mes hay razones para el optimismo: el PSOE se dispara hasta el 29,9% y la suma de PSOE y Podemos supera a la suma de PP y Ciudadanos en un 4,7% (poco que ver con la diferencia del 2,8% a favor de la derecha que se produjo en las elecciones de 2016)

Sin embargo, la senda del gobierno socialista está llena de minas: la radicalización de la oposición y de los medios de comunicación que le son afines; los propios errores que pueda cometer el gobierno; la descontrolada  huída hacia delante del “procés” y,  también, un amplio sector de la izquierda que, históricamente,  considera al PSOE un enemigo a batir (ver, por ejemplo, la declaración de IU  de 14 de julio en la que se autodefinió como “oposición” al gobierno, por la frustración que éste había generado… 6 semanas después de haber contribuido a hacerlo posible)

En todo caso, lo que a mí más me preocupa y me hace sospechar que Sánchez no tenga el mismo final feliz que el profeta Daniel en el pozo de los leones es comprobar como la  inmensa mayoría de los partidos no tienen en cuenta en lo absoluto (o fingen no tener en cuenta por conveniencia) todos los horrores que he descrito al principio. de este artículo

Hace tres años tuve el placer de redactar el prólogo de un libro titulado “José Díaz . Discursos por la Unidad Popular” en el que se ponía en valor a José Díaz, Secretario General del PCE en los años 30. José  Díaz, muy consciente de las amenazas del fascismo y en contra de lo que le ordenaba hacer Stalin, abogó por un Frente Popular que no sólo englobara al PSOE sino también a otros partidos de centro pero caracterizados por su carácter democrático, progresista y republicano.

Me he preguntado  cuál sería la actitud de José Díaz en la actual situación y, tras una brevísima reflexión,  no he tenido la más mínima duda

 

Esta entrada fue publicada en España, La izquierda y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El neofascismo y el milagro de Sánchez y los leones

  1. Emilio Alonso sarmiento dijo:

    Muy buena, muy sensata reflexión querido Eberhard. Me imagino que ya moriré sin haber llegado a comprender, como ante claros peligros para la democracia, la libertad y la solidaridad, partidos que se dicen de izquierda democrática, o simplemente demócratas, no dejan de lado sus intereses sectarios, cuando los peligros para la convivencia se comienzan a mostrar con tanta claridad. En fin. Un afectuoso abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s