Urge descongelar a IU. Carta a Alberto Garzón (2ª)

garzón2  Es IU una herramienta útil para ayudar a Unidos Podemos a salir del pozo en que está cayendo? La respuesta para mí es clara: así como está funcionando, no

Ver post anterior: “Carta a Alberto Garzon (I) Evitar que explote Unidos Podemos

La XI Asamblea de IU, la que te proclamó Coordinador General,  no dio pie a un gran debate político interno, no alteró los valores y las líneas estratégicas de IU y pasó muy superficialmente sobre temas importantes como la política de alianzas o el trabajo institucional. Sin duda porque nos equivocamos (yo el primero) al hacer una Asamblea a matacaballo  para clarificar el liderazgo de IU ante la inminencia de las  elecciones .  

Sin embargo, el documento aprobado – y que yo apoyé – hacía una apuesta muy marcada en torno a tres grandes cuestiones:

1.- Darle un impulso especial al trabajo organizado en los movimientos sociales y a nuestra inmersión en el conflicto social.

2.- Desatascar  nuestro compromiso con la  construcción de un bloque social y político que fuera el instrumento de las políticas alternativas que deseábamos implementar

3.- Hacer una gran apuesta por la democracia interna, la transparencia y los procesos participativos (ver nota al pie). 

En  el primer punto, el esfuerzo merece, año y pico después, una nota de 8,5 sobre 10; en el segundo, un 5 (nada ha cambiado pero tampoco está claro que sea nuestra responsabilidad)  y, en el tercero … un 2!

No sólo no hemos implementado procesos participativos ni hemos implicado al conjunto de la organización en las decisiones adoptadas:  es que nuestra propia dirección se dedica a hacer seguidismo de las decisiones que adoptan otros

Tener un par de personas en el pequeño sanedrín que toma las decisiones en Unidos Podemos – aunque sean tan cualificadas y capaces como tú – es un mecanismo insuficiente para incidir eficazmente y de manera positiva en el rumbo de Unidos Podemos.

Te pondré sólo un ejemplo para ilustrar la situación: recién salida de su XI Asamblea, IU apoyó en las elecciones generales una candidatura de UP con un programa que llegamos a calificar de socialdemócrata y  apostando nítidamente por un acuerdo con el PSOE; en octubre, después de la dimisión de Pedro Sánchez, considerábamos al PSOE (al PSOE en su conjunto, ¡ojo!, incluyendo el sector afín a Sánchez) un componente del “régimen del 78” al que, en el debate de investidura de Rajoy, nos comprometimos formalmente a derrotar ; seis meses después, en mayo de 2017, se acordó presentar una moción de censura contra Rajoy para dar paso a un gobierno presidido por el PSOE (volvíamos a ser amigos) y apoyado por ERC y el PDCat; ahora mismo (escribo estas líneas a las 20h del día 3 de noviembre) se ha dado un nuevo giro y el PSOE vuelve a formar parte de un “Bloque monárquico” con PP y C’s ….sin que ello haya sido óbice para anunciar hace unos dias que, en Catalunya, vamos a intentar  un acuerdo con ERC… y el PSC.

No importa decir que IU se ha visto implicada en esta deriva enloquecida como mera espectadora, sin que ni la militancia y, en buena medida, sin que   la propia dirección  colectiva haya podido participar.

Para demostrarlo, podría hacer relación de los acuerdos de los órganos de dirección en    este convulso período y podría valorar métodos como remitir documentos de 64 páginas a órganos que debían aprobarlos tres días después, pero te hago merced.

Lo cierto es que no ha habido atisbo de nada parecido a un proceso participativo ni, lo que es más trascendental para la ciudadanía,  se han adoptado decisiones que, previo su traslado a a Unidos Podemos, hayan ayudado a que UP lo haga mejor ( o a que se equivoque  menos, según se mire).

Por decirlo corto y claro: IU está haciendo seguidismo de Podemos y de Pablo Iglesias  sin analizar internamente lo que se hace,  sin proponer lo que se debería hacer y sin implementar ningún tipo de proceso participativo que permita al conjunto de la organización reflexionar tranquilamente y en profundidad sobre lo que está sucediendo y lo que nos espera a la vuelta de la esquina.

Mientras esto no se corrija, IU, desgraciadamente,  no será una herramienta útil para que la izquierda transformadora en general y UP en particular corrija el sombrío futuro que le aguarda a la vuelta de la esquina

NOTA : Los procesos participativos – la crème de la crème de la democracia interna –  implica debates prolongados en el tiempo, abiertos, interactivos. que empiecen por abajo y que culminen en una decisión final por parte de  los órganos competentes. Este proceso es bueno que se complemente con una votación en internet de los inscritos  pero sin detrimento de la capacidad de síntesis y permitiendo que los participantes  puedan manifestar su opinión en temas individualizados y no sólo adhiriéndose a textos globales.

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en España, La izquierda y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s