IU, las confluencias y las meadas de Chip

Tengo un perro y tres perras que miccionan de forma radicalmente distinta. Ellas, sin duda más normales, mean tranquilamente con el único fin de evacuar cargas innecesarias. Él, en cambio está genéticamente preparado para convertir algo tan sencillo como mear en un aviso a sus congéneres sobre los derechos territoriales que supuestamente le amparan. Por eso las meadas de Chip, que así se llama mi perro, se convierten en un absurdo periplo para dejar el rastro de su aroma en plantas, muros, y mobiliario de exterior: un asco, vaya.

Ahora que Podemos e IU han iniciado tanteos informales de cara a un posible acuerdo electoral, veo un montón de gente, en uno y otro lado, que sienten la necesidad de  depositar en medios de comunicación y redes sociales una secuencia inacabable de advertencias, admoniciones  y predisposiciones del tipo: “en modo alguno vamos a aceptar…”, “no podemos pasar por…”, “sería muy negativo que…”, “no vamos a…”, o “si se hace tal cosa, haremos tal otra…”.

No puedo responder por Podemos pero, hablando de acuerdos preelectorales,  IU tiene muy claro lo que quiere y cómo lo quiere. Así que, como aún no existe ni acuerdo ni preacuerdo, esta actitud no tiene otra consecuencia que marcar territorialmente el debate, generar ruido, provocar una imagen de división interna y, en definitiva, deteriorar un eventual acuerdo.  Talmente lo que hace mi Chip.

A todos los que se embarcan en estas prácticas, me parece importante recordarles lo que el Consejo Político Federal de IU ha acordado reiteradamente en los últimos meses:

“En cuanto a las alianzas , parece razonable defender dentro de IU-UP, por coherencia,  la convergencia con todos los actores con los que o bien no se pudo o se negaron en el proceso preelectoral anterior y hacerlo en todas las circunscripciones del Estado, con un programa común de izquierdas y respeto a la identidad de todos. Este debería ser el plan A, pero no el único.

Izquierda Unida, en todo caso, se presentará a las nuevas elecciones generales si las hubiera. Se compromete a hacerlo desde la búsqueda clara de la convergencia con el resto de actores que asuman el compromiso de un programa rupturista y alternativocomo el que tiene IU-UP. Se compromete con un proceso de convergencia en el que se respeten las identidades de cada cual. Es ese el interés que tenemos desde el convencimiento de que es la mejor alternativa para las clases populares, para los trabajadores y trabajadoras”

Sobre la base de un acuerdo programático… respetando la identidad de cada cual… buscando el beneficio de aquellos a quienes queremos representar… Así se hará si se hace. Y que nadie se equivoque: el texto del CPF que he reproducido lo presentó Cayo Lara y en torno a esto, que nadie se equivoque, se aglutina el 90% de IU

No hay, pues, necesidad de seguir generando ruido ni de ir meando por las esquinas.

Respetemos el proceso, en primer lugar por respeto a la gente que lo ve con ilusión y, también, por respeto a nosotros mismos y, si se llega a un preacuerdo, decidamos entre todos y todas, tranquila y democráticamente,  hasta qué punto cumplen los criterios precitados y si puede considerarse o no satisfactorio. Tan sencillo como esto

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s