La consulta de IU sobre coaliciones electorales está trucada

aaaa no poder votarPor eso no voy a participar: porque la redacción de la pregunta me impide – literalmente – expresar mi posición.

Nada nuevo bajo el sol. Que los dirigentes políticos redacten sesgadamente la pregunta de un referéndum para “ayudar” a que salga la opción que los dirigentes desean  es un vicio muy viejo.   Sólo que cuando lo practican supuestos portaestandartes de la participación política y de la radicalidad democrática el asunto resulta particularmente desagradable

Sólo en los últimos diez meses! he tenido ocasión de denunciar cuatro referendums manipulados en el ámbito de la izquierda alternativa: dos de Podemos, uno de Catalunya en Comú y el que acaba de convocar Izquierda Unida. Desgraciadamente, no estamos ante un hecho aislado.

No os describiré los anteriores para no extenderme demasiado pero, para quien tenga interés, aquí os dejo los enlaces al carácter viciado del referéndum de Podemos sobre la aprobación de los presupuestos y la participación en el gobierno de Castilla La Mancha, del referéndum convocado por Catalunya en Comú sobre el 1-O y del referéndum de Podemos convocado a raíz del “affaire” de la casa particular de Iglesias y Montero

En todo caso, es curioso constatar que el referéndum de IU que se celebrará dentro de unos días  reproduzca, punto por punto, los vicios del último referéndum de Podemos. Cuáles son éstos?

1.- El más grave: impedir al elector manifestarse sobre lo que constituye el objeto real del referéndum.

El de Podemos se convocó, de forma expresa, a raíz de la compra del famoso chalet… pero ningún miembro de Podemos tuvo la posibilidad de expresar su parecer sobre si la compra del chalet fue coherente o no con el discurso y los valores de Podemos; la pregunta sobre este tema fue escamoteada y versó únicamente sobre la dimisión de Iglesias  y Montero.

¿Por qué? Muy sencillo: porque si se preguntaba por el chalet era fácil que la gente opinara libremente sobre la cuestión con un resultado incierto;  pero si la pregunta se centraba sobre descabezar a la organización a un año de las elecciones, habría muchos inscritos/as críticos con el chalet que no se atrevieran a dar este paso.

El referéndum de IU tiene por objeto  – así lo expresa explícitamente la dirección –  el preacuerdo electoral recientemente suscrito con Podemos y Equo… pero ningún miembro de IU va a tener la posibilidad de expresar su posición sobre dicho preacuerdo; la pregunta sobre este tema  se escamotea y se sustituye por otra muy diferente: “¿Estás de acuerdo con que Izquierda Unida concurra en coalición electoral con Podemos, Equo y otras organizaciones políticas en los procesos electorales de municipales, autonómicas y europeas de 2019?

¿Por qué? Muy sencillo: porque si se nos preguntara por el preacuerdo algunos, que queremos la confluencia pero que somos críticos con el contenido del preacuerdo, podríamos votar que no y el resultado sería incierto; pero si la pregunta se centra sobre la voluntad genérica de confluir con otras fuerzas, a los que estamos de acuerdo con la confluencia pero somos críticos con el protocolo se nos obliga a no votar o a caer en el absurdo de votar que no a una pregunta que plantea algo con lo que estamos de acuerdo

2.- El contenido de las “papeletas de voto” ha de ser neutral

¿Os imagináis que, en el referéndum de la OTAN, cuando el gobierno de Felipe Gonzalez envió un sobre con las papeletas a todos los hogares, hubiera adjuntado una carta que asociara la OTAN con el avance hacia la paz y la modernidad de nuestro país? Nos lo hubiéramos comido vivo,  ¿verdad?

Pues esto es lo mismo que hizo Podemos cuando acompañó la papeleta y la invitación al voto (electrónicas, en este caso) de un excurso sobre la campaña de difamación que habían sufrido injustamente Iglesias y Montero (injusticia que implicaba, necesariamente, que no habían hecho nada reprochable)… Y esto mismo ha hecho IU cuando ha acompañado la papeleta y la invitación al voto (electrónicas, en este caso) de un excurso sobre la voluntad de dar respuesta  a las necesidades de las clases populares y que el preacuerdo “facilitará ir concretando fórmulas para conseguir gobernar en nuestros municipios y comunidades”.

3.- El referéndum ha de ser la culminación del debate político interno, en ningún caso ha de sustituirlo

El referéndum es una herramienta democrática muy útil e interesante… como culminación de un proceso participativo de debate por la base de una organización (o de un país) .

En este sentido, resulta penoso que la dirección de IU no haya  establecido un espacio de tiempo más amplio entre la convocatoria del referendum y su celebración, no haya propiciado la reunión de las asambleas de base y de los órganos de dirección, no haya facilitado el conocimiento de la opinión de los partidos y corrientes que integran IU  y  no haya creado una web de debate específica sobre el objeto del referéndum.

Cuando los referéndums se convierten en una interlocución exclusivamente vertical entre la dirección (o los gobernantes) y los individuos aislados (militantes o ciudadanos)  su contenido democrático se desvirtúa y entronca con algo que ya está muy estudiado: el cesarismo plebiscitario. Poco que ver con los verdaderos valores democráticos.

Publicado en España, La izquierda, Sin categoría | Etiquetado , , , | 8 comentarios

El pésimo modelo organizativo de Podemos que IU quiere copiar

aaaa organizacion¿Cuál ha sido el nivel de participación en la consulta de Podemos relativa a  la continuidad de Pablo Iglesias e Irene Montero? : pues el 38,57% del censo

Sin embargo, la dirección de Podemos se ha mostrado satisfecha por la “participación  récord” en la consulta. ¿Están mintiendo? Pues no, en lo absoluto. Aunque parezca mentira, que en un tema de tanta gravedad sólo se haya pronunciado una de cada tres personas convocadas al magro esfuerzo de hacer un click en su ordenador  constituye, efectivamente, un récord de participación… si tenemos en cuenta (por poner un ejemplo) que, en una recientísima consulta de Podemos sobre la política de alianzas, sólo hizo click en el ordenador el 15,6% del censo!

Para maquillar  estas cifras paupérrimas, el gabinete de comunicación de Podemos ha inventado el concepto de “inscritos activos” (los que hayan votado al menos una vez en el último año) pero esto no tiene ningún valor estatutario ni político

Lo más cierto es que Podemos tiene un esquema organizativo muy diferente al resto de partidos y, en general, para peor. Una organización real es un elemento clave para cualquier partido y, especialmente, para los partidos de izquierdas que aspiran a transformar la sociedad.  Tanto es así que el compromiso político, el debate interno, el trabajo sobre el terreno y la implicación en las tareas hacia dentro y hacia fuera siempre ha de parecer insuficiente.

La militancia política no se puede confundir con simpatizantes que se inscriben con un click y que, de tanto en tanto, vuelven a hacer otro click para pronunciarse sobre algún tema que les plantea la dirección. Este modelo conduce, inevitablemente,  a la  ausencia de organización  y ( esto es muy importante)  a un funcionamiento de arriba a abajo en el que la dirección se somete al dictamen de los “clicks” pero – aquí está el truco – reservándose la determinación de lo que se pregunta, de cómo se pregunta y de cuándo se pregunta. Como expliqué detalladamente en este post –  “La triple trampa en el referéndum de Podemos” –  las consecuencias de este modelo es una funcionamiento plebiscitario en el que la dirección se sale siempre con la suya

La desgracia mayor, y la que a mí más me afecta, es que la actual dirección de IU quiere modificar lo aprobado en la última asamblea de nuestra organización para ir, precisamente en esta dirección. Dicho de otra manera: en vez de aprender de los errores de Podemos, ha decidido copiarlos. No importa que entre en detalles. Quien tenga interés en saber lo que le espera a IU puede leer este artículo titulado “Por una IU democrática, federal y con futuro”  publicado recientemente en eldiario.es  y que tuve el honor de firmar junto a personas de tanto criterio como  Ricardo Sixto Iglesias, Ángela Vallina, Cayo Lara,  José Luís Pérez Tapias, Paloma López, Gloria Martín, Felipe Ramos Pérez, Glòria Marcos, Ignacio García Rodríguez, Cristian Ibáñez Delegido, Elsa Valle y José Antonio García Rubio.

Publicado en España, La izquierda | Etiquetado , , | 6 comentarios

La triple trampa del referendum de Podemos

trampaLa “papeleta” del referéndum de Podemos contiene una introducción  tendenciosa destinada a orientar el voto de los inscritos e inscritas que reza lo siguiente:

“Durante esta semana, hemos visto cómo se ha iniciado una campaña de persecución sobre la vida privada de Pablo Iglesias e Irene Montero. Ambos han visto asaltada su intimidad y su vida privada, que ha sido objeto de debate en todos los medios de comunicación y entre gran parte de la sociedad española.

Hoy empieza una consulta a los inscritos y las inscritas de Podemos, como anunciaron el pasado sábado Pablo Iglesias e Irene Montero: «Se ha abierto un debate sobre nuestra credibilidad y sobre nuestra honestidad. Nosotros creemos que hemos actuado de forma coherente y honesta, pero son los inscritos y las inscritas quienes deben valorarlo».

En España hay muchos referentes de la vieja política que no van a entender que hagamos esta consulta, porque es muy difícil entender algo que jamás nadie había hecho en la política de nuestro país: poner sus cargos a disposición de las bases. Cuando se cuestiona la credibilidad de unos líderes políticos, lo lógico es que esos políticos se sometan a las bases de su organización. Y en Podemos pensamos que tenemos que ser ejemplares, seguir siendo distintos y continuar haciendo las cosas de forma diferente.”

Con ello se rompe una regla de oro de cualquier referéndum: la neutralidad de la papeleta. Los argumentarios y las valoraciones quedan para el debate previo… debate previo que (segunda irregularidad) tampoco ha existido en este caso

Consultar directamente a las bases sobre asuntos relevantes  es una costumbre muy sana pero sólo si se cumplen tres condiciones democráticas que son comunes a todos los referéndums:

1 ) El referéndum ha de ser la culminación del debate político interno, en ningún caso ha de sustituirlo

2) El texto de la o las preguntas ha de permitir conocer con la mayor precisión posible  el parecer de las bases sobre el asunto en cuestión. Dicho de otra manera: las preguntas no pueden impedir la expresión de posiciones significativas sobre el tema que se somete a consulta

3) El contenido de la papeleta ha de ser lo más neutral y no favorecer ninguna de las opciones posibles.

Desgraciadamente, el referéndum que hoy se inicia en Podemos no cumple ninguna de las tres condiciones

En primer lugar, no ha habido espacio para un debate político interno sobre el tema que, en este caso, incluye temas muy de fondo y que van mucho más allá de la compra de una casa: incluye saber si sigue vigente el discurso impulsado por el propio Iglesias  relativo a desconfiar de políticos con un poder adquisitivo alto o medio alto y, colateralmente, sobre el significado del eje  “los de arriba vs. los de abajo”  como sustituto del eje tradicional izquierda/derecha.

En segundo lugar, además de no ir precedido de un debate político serio , la pregunta del referéndum (¡redactada por el propio Iglesias!) no permite consultar realmente lo que opinan las bases. No se les pregunta por lo que está en boca de todos y lo que ha generado esta crisis: si la compra de la famosa casa ha sido admisible u oportuna. Este tema ni siquiera aparece en una pregunta que reza lo siguiente:  “¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la secretaría general y de la portavocía parlamentaria de Podemos?”. Dicho de otra manera y por poner un ejemplo quien opine que la compra de la casa ha sido inadecuada pero que, a pesar de eso, Iglesias y Montero deben continuar no tienen posibilidad de expresar esta opinión

En tercer lugar, y como se ha explicado al principio, la papeleta no es neutra sino que está precedida de un texto valorativo y claramente tendente a respaldar la trayectoria y la probidad de los líderes de Podemos.

En definitiva, no se cumple ninguno de los tres requisitos para hablar de un referéndum digno y democrático.

Yo creo mucho en la nueva política pero estoy seguro de que no tiene nada que ver con esto

Publicado en España, La izquierda | Etiquetado , , | 6 comentarios

¿Cómo quieres que muera tu hijo?

aaaa niñomuerto ¿Prefieres que muera por la noche ahogado en el mar? ¿O que muera de una infección banal por falta de antibióticos? ¿O  que muera abatido en un tiroteo?  ¿O que sea víctima de un bombardeo tras una agonía más o menos larga? Y, en este último caso, ¿prefieres que el bombardeo sea convencional o químico?

Si perdéis unos instantes para meditar sobre estas preguntas veréis que tomar una decisión es prácticamente imposible.

En  términos generales, creo que es fundamental proscribir las armas químicas, las bombas de neutrones y las bombas atómicas. Pero no estoy de acuerdo con el tratamiento interesado del ataque con armas químicas que acabamos de presenciar porque,  desde el punto de vista de las víctimas, el asunto de la manera de morir pierde interés ante la pregunta fundamental: “¿Me vais a matar?”

En Siria se desarrolla una guerra mundial de la que participan, entre otros, Estados Unidos, la UE, Rusia, Turquía, Irán y Arabia Saudí… pero en la que, a diferencia de otras contiendas, se ha llegado al acuerdo tácito de que todos los muertos los pongan los sirios.

Las razones son las de siempre: los intereses geoestratégicos (el control político de los territorios) y los intereses económicos. No hay más.

Por eso no me siento particularmente propenso a alinearme con ninguno de los sujetos en presencia y me molestan las actitudes – absolutamente generalizadas – de quienes, tras echar unas lagrimillas por las víctimas, se dedican a denostar enfáticamente  lo que hace una parte y a pasar de puntillas sobre lo que hace la otra. En definitiva, a tomar partido

En esta guerra yo estoy a favor de un trío inseparable: la paz, la democracia y los derechos de la ciudadanía. Y no creo que ninguna de las partes que atizan este conflicto, ninguna, merezcan la más mínima simpatía

 

 

Publicado en Internacional | Etiquetado , | Deja un comentario

Más ayudar a Catalunya y menos jugar a abogados

aaajuecesAntes de que acabemos buscando  Schleswig-Holstein en la Wikipedia o de que nos matriculemos en un curso de derecho internacional conviene recordar que las cuestiones políticas son lo prioritario y que las posibles responsabilidades judiciales de los políticos deben ocupar un lugar secundario.

Aquí está pasando todo lo contrario: la “cuestión catalana” se ha convertido en un  partido de fútbol en el que los políticos, los medios y la ciudadanía estamos patéticamente sentados en la grada mientras jaleamos los goles que, sobre el césped, marcan  fiscales y  jueces españoles, belgas, alemanes y escoceses. Un jodido disparate.

Objetivamente, la cuestión que más interesa a la ciudadanía de Catalunya es saber si el próximo gobierno de la Generalitat va a gobernar respetando la Constitución y el Estatut o no. Es decir, si se va a normalizar la situación o se va a poner en marcha un “procés 2” que acabe en una nueva DUI y, con toda probabilidad, en un nuevo 155. La mayoría parlamentaria independentista está claramente dividida sobre esta cuestión (hasta el punto de provocar la ruptura de la CUP con el procés en el marco de la investudura de Jordi Rull)… Pero, incomprensiblemente, no es de esto de lo que estamos hablando;  como tampoco estamos centrados en la manera de desencallar la fractura en dos mitades de la ciudadanía catalana o de cómo reformular la relación entre Catalunya y el resto del Estado. Otro jodido disparate

Expresado lo anterior, cuatro telegramas breves pero sabrosos:

1.- Me alegro de que se vaya deteriorando la hipótesis de la rebelión pilotada por Llarena. Una cualificación excesiva según el parecer de muchísimos juristas y sobre la que recomiendo este excelente artículo de Pascual Riaño

2.- En España hay una fiscalía que obedece a directrices gubernamentales particularmente desacertadas y también puede haber  jueces que se equivocan, como en todas partes; pero el discurso de que España no es un país democrático en el que hay presos políticos es un cuento para ingenuos inventado por el independentismo y que, a mi pesar, hace suya una buena parte de Unidos Podemos

3.-  El procés ha sido un disparate doble. En primer lugar, porque no es legítimo ni viable intentar imponer un proceso de secesión con sólo el 47% de los votos y la mitad de la propia Catalunya en contra y, en segundo lugar,  porque, al cometer este error, el procés ha favorecido el crecimiento de  las posiciones políticas más centralistas tanto en Catalunya como en el conjunto de España. Menudo fiasco.

4.- En relación con esto último: también comete un grave error el importante sector de UP que, instintivamente, simpatiza con el procés porque se enfrenta con Rajoy, se mete con el Rey, organiza manifestaciones multitudinarias y se enfrenta con las fuerzas del orden. Al actuar así, no sólo ignoran la estrategia equivocada del procés: también parecen ignorar que, así como está el mundo y si ahora se produjera una quiebra del Estado de Derecho, lo que aparecería por la puerta no sería el Che Guevara, sería Vladimir Putin

Publicado en Catalunya, La izquierda | Etiquetado , , | Deja un comentario

Las ballenas varadas, el independentismo y la izquierda

aa ballenasSi entráis en este enlace  leeréis que una de las causas por las que las ballenas se suicidan colectivamente  es seguir a líderes heridos o desorientados.

En septiembre de 2015, tras las elecciones autonómicas que Junts pel Sí convocó como un plebiscito sobre la independencia, la suma del voto a JxSí y la CUP fue del 47,8% (una cifra casi idéntica, por cierto, a la obtenida por el independentismo en las elecciones del pasado mes de noviembre.

Antonio Baños, líder entonces de la emergente CUP (¡ojo!, de la CUP), dijo la verdad: que se había perdido el plebiscito, que  el voto independentista no había sido suficiente y, por tanto, que descartaba la proclamación unilateral de independencia,

Sin embargo, sus colegas de JuntsxSí, desorientados y heridos por los resultados (como las ballenas), salieron al balcón en la  misma noche electoral y, en vez de reconocer el resultado y comprometerse a  trabajar para tener, en un futuro, un apoyo popular más amplio, hicieron  gala de un aparente entusiasmo por su “brillante victoria”

…Y aquí empezó el desastre.

¿Por qué? Pues, en primer lugar – y esto es muy importante  –   porque cuando adoptas un discurso político emocional y distanciado de la realidad  es muy difícil dar marcha atrás  y, en segundo lugar,  porque, como expliqué en un artículo de julio de 2017, el independentismo no es una familia bien avenida y cualquier posicionamiento interpretable como un retroceso sería aprovechado por el resto de partidos para tachar al otro de traidor e intentar “robarle” una parte de sus votos

Acordaros de cuando Puigdemont intentó evitar la aplicación del 155  convocando elecciones y evitando la Declaración Unilateral de Independencia: Rufian, Marta Rovira y otros muchos no dudaron en llamarle traidor.

Acordaros también de  cuando Josep Tardá de ERC se atrevió a decir hace poco que la DUI no había funcionado, sencillamente, porque no tenía el apoyo popular necesario. Muchos piensan lo mismo que él, pero, en el marco de la radicalización y la permanente huida hacia delante iniciada el 2015, lo único que consiguió Tardá por decir la verdad es un montón de collejas de sus compañeros de viaje

Así de cutre y así de sencillo: por eso acaban las ballenas varadas en las playas.

Lo terrible es que cuando más claro está que la independencia es muy difícil y que la independencia con una sociedad partida al 50% es sencillamente imposible; cuando cuatro meses sin gobierno han demostrado las debilidades y contradicciones del bloque independentista y  cuando el paso de la CUP a la oposición acaba de impedir la investidura de Turull,  más se niega el independentismo a reconocer sus errores  estratégicos y más radicaliza su discurso. Por eso, Torrent, como máxima autoridad catalana y en el marco de una solemne declaración institucional en el Parlament , acaba de explicar al mundo que España es, de facto, una dictadura y que es necesario un movimiento de solidaridad internacional para recuperar la democracia.

Yo no tengo la sensación de volver a vivir en una dictadura y creo que lo mismo le pasa a la inmensa mayoría de la población. Por eso me preocupa mucho que Xavier Domènech, que parecía haber recuperado la brújula  durante la pasada campaña electoral, también esté en la foto avalando semejante disparate conceptual

Es cierto que una parte de Unidos Podemos se siente fascinada por el “procés” en la medida que la cosa va de meterse con el Rey y con Rajoy, de reclamar la República y de romper con esta legalidad constitucional tan “aburrida” y tan insuficiente.

Sin embargo, sería bueno que la mayoría de UP y, por supuesto, sus dirigentes tuvieran en cuenta que ni la República vendrá, ni Rajoy pasará a la oposición ni se va a abrir un proceso constituyente si no somos capaces de conseguir que estos objetivos sean ampliamente mayoritarios en la sociedad (igualito, igualito que Catalunya nunca será independiente mientras que el proyecto independentista no sea ampliamente mayoritario en la sociedad)

Para que nuestras ideas sean mayoritarias, debemos denunciar que el PP, al torpedear el Estatuto de Sau y al negarse a negociar un nuevo modelo de relación con Catalunya sembró la semilla de todo lo que está pasando; debemos denunciar la “Ley Mordaza” y la actitud de la fiscalía como herramientas para restringir la libertad de expresión y manifestación;  debemos criticar las sentencias judiciales que estimemos oportuno y, particularmente, los autos del juez Llaneras o la condena de tres años y medio para Valtonyc… pero no podemos llamar a participar en un referéndum sobre la independencia que nosotros mismos decíamos que no era un referéndum válido;  no podemos defender sin fisuras a   un rapero al que le gustaría que  “un autobús del PP volara con nitroglicerina“; no podemos seguir considerando al PSOE, según el día,  un enemigo a batir, un partido al que le ofrecemos la presidencia del gobierno o un partido que “no está“;  ni, por supuesto, podemos tener a nuestro líder más significado en Catalunya haciendo piña con los independentistas para denunciar ante el mundo que España no es una democracia y que aquí no se respetan los derechos y libertades más elementales.

Es sólo mi opinión, claro, pero si por casualidad tengo razón, quizás, al final,  en la triste playa donde acaban varando las ballenas, haya muchas más de las previstas

Publicado en Catalunya, España, La izquierda | Etiquetado , , , , | 5 comentarios

La estrategia de la CUP y las otras tres de los otros dos

encrucijada de caminos¿Por qué la CUP se ha negado a apoyar como presidente de la Generalitat a un prestigioso líder social y preso supuestamente político? Esto ha generado desconcierto y frustración  entre sectores independentistas que, con razón, están preocupados por la tardanza en la formación de gobierno.

105 días con mayoría absoluta en el Parlament y sin gobierno son muchos días y no son una buena noticia para el independentismo: transmite  la idea de que se sienten inseguros, de que les faltan ideas claras y de que no tienen una hoja de ruta definida para esta nueva etapa.

¿Entonces, por qué no han resuelto ya el tema del gobierno?

Pues por eso mismo exactamente: porque su división interna hace que que se sientan inseguros, que no tengan las ideas claras y que tampoco tengan una hoja de ruta definida para esta nueva etapa.

Joan Tardá acaba de publicar un artículo bastante sensato y de título revelador (“Ni astucias ni huida hacia delante: ahora toca ser más“) en el que explica su estrategia con claridad: el independentismo ha de centrarse en los próximos años en ser más porque las fuerzas actuales son importantes pero claramente insuficientes. Esto implica, en la práctica,  gobernar dentro de la legalidad e intentar pasar del 47% al 60 o 70% de independentistas antes de volver a intentar un asalto al Estado.

Muchos militantes de Junts per Catalunya y muchos independentistas de a pie comparten esta tesis de Tardá

Sin embargo, esto no es una posición oficial  de ERC y hay muchos militantes de ERC y de JxCat y muchos votantes de ambas formaciones que comparten otra estrategia en la medida que piensan que el independentismo es la representación legítima del  “pueblo de Catalunya”,  que la mayoría absoluta en el Parlament pesa más que la minoría en términos de voto, que Puigdemont va a conseguir ahora los apoyos internacionales que nunca ha podido conseguir, que el Estado español es antidemocrático y que todo es cuestión de darle caña al mono hasta que rompa la cadena.

¿Cuántos hay de los unos y de los otros? Pues esto no se puede saber porque nadie se ha atrevido, hasta ahora, a abrir el melón y debatir abiertamente esta división interna en el campo independentista:  se ha preferido utilizar una tercera estrategia y tirar de ambigüedades y contradicciones o, como diría Tardá, de astucias y de huidas hacia delante… o, como diría Ricky Martin , de “pasitos palante”  “pasitos patrás”

De esto se queja precisamente la CUP, la cual participa de la estrategia de confrontación con la legalidad del Estado pero en su versión más radical. Por eso, cualquier cosa que acelere y promueva esta confrontación le parece bien y todas las componendas y retrasos le parecen un error y entreguismo al enemigo.

No es una mala estrategia en sí misma. Para presionar al Estado, querer pasar de cuatro presos a 200 y de 5 exiliados a 200  tiene su lógica.

El único problema es que esta estrategia es sencillamente i-m-p-o-s-i-b-l-e cuando ( tras la represión del 1-0 y la declaración de independencia del 27-0 y en el contexto de una participación electoral altísima) un 51,17% de los catalanes votó a partidos contrarios a la independencia, un 47,49%  votó a  partidos favorables a la independencia,  y un 0,9% votó a partidos que no se pronunciaban sobre la cuestión.

Esto es lo que dice Tardá, lo que muchos no se atreven a decir y lo que otros fingen ignorar. Por eso van como van

 

Publicado en Catalunya, España | Etiquetado , , , | 1 Comentario